decálogo para la clase media que se hurga el pupo y en el filo de la uña encuentra, sin sorpresa, una maraña que es deuda ilegítima añejándose

prensa

 

reseñas + notas

 
 

en ponele.info por hernán vanoli

El código, los lenguajes de programación, infectan a la poesía en una forma análoga a la que los algoritmos y el machine learning -los sistemas de aprendizaje supervisado y no supervisado que sirven como plataforma de la inteligencia artificial- llevados adelante por las corporaciones de tecnología infectan nuestras vidas. De hecho, podría decirse que las fronteras entre el silicio, la electricidad y la carne son una de las formas principales que el libro de Montoya intenta indagar y, al mismo tiempo, expresar. Si buscás transparencia en la lectura, quizás Decálogo… no sea tu taza de té.

 

en infobae cultura por Luciano sáliche

¿Por qué leer a Montoya? En principio, porque propone una novedad —¿cuántas cosas realmente nuevas suceden en el mundo de hoy?—, y en segundo lugar porque construye su poesía como un espejo deforme que nos devuelve toda nuestra cotidianeidad revuelta con apabullante ironía. Y ahí vamos nosotros, luego de leerlo, sintiendo que nada de lo que nos rodea tiene una lógica precisa, sin embargo la aceptamos. Hasta ahora.

 

en chicas por Juan Terranova

En tu libro se mezclan géneros, también usás diferentes soportes y plataformas para conducir la poesía, redes sociales, videos, sos diseñador, gestionas un sello editorial, participás y organizás lecturas. ¿Cómo convive toda es mezcla? Creo que se refleja en lo que escribís. ¿De dónde sale?

Lo aprendí en un tutorial.